Revisión correa de distribución

Las distribuciones del coche son un elemento esencial para el buen funcionamiento de un motor. El motor necesita algún elemento que le transmita fuerza y que también le ayude a sincronizar los movimientos de sus partes. Como por ejemplo, los árboles de levas y del cigüeñal. Ese elemento es la correa de distribución, un mantenimiento para prevenir cualquier fallo en ésta es imprescindible, ya que el funcionamiento óptimo del motor depende de ella.

LA REVISIÓN DE LA CORREA DE DISTRIBUCIÓN

Un buen Mecánico de coches sabe que para garantizar un buen mantenimiento de tu vehiculo se deberá revisar la correa de distribución. En caso de rotura por desgaste o corrosión, los daños que se ocasionen en el motor pueden resultar muy graves.

Si esto sucede, será necesario sustituir la correa de distribución y con un mecánico de coches experto que te diga cuánto tiempo deberás esperar para tener tu vehículo listo otra vez.

TRES TIPOS DIFERENTES DE DISTRIBUCIÓN

- Distribución por engranajes. Esta distribución es la menos utilizada y no acostumbra a tener mantenimiento.

- Distribución por cadena. Este sistema utiliza una cadena metálica porque no suele requerir sustitución, aunque también puede cambiarse a partir de los 350.000 km.

- Distribución por correa dentada. Es el sistema más común, así que lo más probable es que tu coche tenga este tipo de distribución. Requiere de un seguimiento y mantenimiento periódico para evitar una rotura por desgaste.

Si no sabes en qué momento deberías cambiar la correa de distribución de tu coche, debes saber que por norma general se debe cambiar entre los 100.000 y 120.000 kilómetros recorridos. Sin embargo, debes tener en cuenta que cada vehículo tiene un número de kilómetros asignado, así que para saberlo con más precisión, consulta el manual de tu vehículo.